Sanjuana miente y calumnia

Desesperada por hacer realidad sus mentiras y convencer al más incrédulo de los inocentes, la directora de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, Sanjuana Martínez Montemayor, da patadas de ahogada y utiliza a sus amistades en los medios de comunicación y las dependencias para dar por sentado que la huelga es ilegal. A cada paso abona a su desprestigio.

Zona Cero


Javier Divany Bárcenas

Desesperada por hacer realidad sus mentiras y convencer al más incrédulo de los inocentes, la directora de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, Sanjuana Martínez Montemayor, da patadas de ahogada y utiliza a sus amistades en los medios de comunicación y las dependencias para dar por sentado que la huelga es ilegal. A cada paso abona a su desprestigio.

Lo cierto es que la ley favorece a los trabajadores de Notimex, que desde el pasado 21 de febrero estallaron en huelga por violaciones a sus derechos laborales y al contrato colectivo de trabajo. Derechos irrenunciables, no negociables.

Sin el más mínimo escrúpulo, carente de sobriedad y respeto al prójimo, Sanjuana utiliza todos los mecanismos a su alcance como el influyentismo, amiguismo y compadrazgos para denostar al movimiento del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (Sutnotimex). Las entrevistas pactadas en diversos medios y redes sociales tienen ese sello.

Valga la expresión, pero es un símil de la hiena carroñera que, desde la dirección de Notimex encabeza como manada a su equipo de incondicionales, comandados por Erick Muñiz, y se lanza en las redes sociales con todo tipo de ataques contra los integrantes del Sutnotimex, insultos y amenazas, solo por mantener la huelga que acabó con los malévolos planes de la regiomontana y su equipo de regios que llegó a chilangolandia a “chiflar la máuser”.

Uno de los tantos errores de la 4T es haber creído y elegido a Sanjuana como directora de Notimex, quien vendió el proyecto de acabar con la corrupción sindical en la agencia, pero incluso antes de llegar y sin conocerla hablaba de limpieza al interior, gran error porque hizo juicios a priori.
Sin saber a quiénes debería investigar por posibles actos de corrupción sindical, Sanjuana le vendió la idea al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que TODOS eran corruptos y más de 240 trabajadores fueron despedidos a su llegada como directora.

Hoy, Sanjuana Martínez, quien no ha acudido a ninguna de las reuniones de negociación para levantar la huelga, con sinnúmero de pretextos y mentiras, amenaza con no reinstalar a ningún trabajador ni aceptar el contrato colectivo de trabajo existente e  imponer uno de suyo ofensivo para los trabajadores.

Pero aquí viene lo delicado, algo que ni el propio AMLO sabe, o no le llega ni le dice su vocero Jesús Ramírez, algo en lo que está en contra el mandatario de la República, y que lo replicó durante sus campañas y ahora en lo que lleva de su sexenio, el uso del influyentismo, del compadrazgo y amiguismo, situación de la que si echa mano Sanjuana y si no que le pregunten a la directora del periódico La Jornada, a la secretaria de la Función Pública y al Fiscal General de la República, entre otros.

AMLO y Sanjuana, por igual manifestaron que PRI y PAN utilizaron a la agencia para beneficio del partido en el poder. ¿Y la 4T o Morena no? Sin duda: mediante la agencia han atacado a cuanto periodista pueden, medio de comunicación o adversario político.

Es importante precisar algunos datos a quienes mantienen apoyo a Sanjuana Martínez en las entrevistas, como ocurrió el pasado 3 de agosto con la conductora Adriana Delgado del programa El Dedo en la Llaga, que trasmite El Heraldo de México Radio, cuyas preguntas fueron a modo y hasta halagos calificándola como una gran periodista, que tal vez tiene ese rango pero dista mucho de ser una buena directora y mejor patrona.

Lamentablemente la entrevistadora no buscó a la parte del Sutnotimex para conocer la otra versión, como se hace profesionalmente, porque es importante que sepa que el Sindicato de Telefonistas apoya directamente por ser integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores UNT, derecho que da la Constitución al sindicalismo libre, y a la que pertenecen decenas de organizaciones.

En la entrevista, Sanjuana acusa a dirigentes sindicales de corruptos y se le olvidó que su patrón ya perdonó a Carlos Romero Deschamps y quizá hasta a un acuerdo llegaron. Y sobre el líder de los ferrocarrileros Víctor Flores, pues la directora de la Agencia del Estado debería presentar pruebas.

La presencia de la UNT en apoyo al Sutnotimex es algo legal que permite la ley pero Sanjuana desconoce igual que otros conceptos del sindicalismo, a tal grado que sus asesores jurídicos solo la han metido en más problemas.

Para la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, no existe ningún intento de extorsión por parte del Sutnotimex, como lo ha señalado la aún directora.
El contrato colectivo de trabajo del Sindicato tiene de 36 años de existencia y ha permitido una calidad de vida normal a los trabajadores y no de ricos europeos ni de lujos, por el contrario así deberían dignificar al periodismo. ¿Es por eso que Sanjuana pretendía irse de agregada a Francia para ganar como europea?

Respecto de las 230 plazas que según pide el sindicato, simplemente fue el mismo número de despidos injustificados y que pertenecen al sindicato. Tras los despedidos, la directora creó un sindicato charro-blanco el “Sitnotimex”, para poder ocupar las plazas de manera ilegal. ¿Quién es la charra?

Sin duda todos los trabajadores profesionales despedidos y con larga experiencia de mínimo 20 y 30 años de carrera periodística, capacitados y con trayectoria, no son improvisados ni tienen manchas de corrupción, mucho menos desprestigio laboral.

“Siento que estoy aportando mi granito de arena”, dice en cada entrevista Sanjuana Martínez Montemayor. Sí, para acabar con Notimex; no aportó nada nuevo al periodismo del Estado Mexicano ni para las nuevas generaciones del siglo XXI. ¡Qué decepción!

 

[email protected]
@javierdivanybz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *